Celebró sus 100 años con unos “stripers”

0

Se trata de una tatarabuela llamada Doll Jenkins a la que la visitaron dos stripers en su casa de  Colchester, Essex (Reino Unido) cuando estaba cumpliendo 100 años. Durante la celebración también se sirvieron panecillos, sandwiches, té y vino, tal y como informa ‘Mirror‘.

Comentan que la doña estaba muy contenta con la sorpresa tanto que hasta le puso sus nalgadas a uno de los batos. “Su rostro se iluminó cuando entraron, estaba radiante. Todos nos sentamos en el salón esperándolos y cuando entraron ella se sorprendió un poco. Les dijo que se fueran y se pusieran algo de ropa, pero pronto salió de su caparazón y coqueteó. Golpeó sus traseros”, dijo Leigha Jones, una de las trabajadoras del centro.

La señora Jenkins tiene seis nietos, diez biznietos y cuatro tataranietos y lleva en la residencia un año. “Su corazón es joven, se esfuerza por andar cuando tiene fuerzas y bromea y ríe habitualmente”, continuó con sus declaraciones la trabajadora.

Leave A Reply