Mansiones, yates y hasta zoológico; los lujos del Chapo

0

El juicio del siglo, como se le ha llamado al proceso penal de Joaquín “El Chapo” Guzmán, se está poniendo mejor que cualquier serie o telenovela y cada día surgen nuevas historias sorprendentes sobre el jefe del Cártel de Sinaloa.
Ahora tocó el turno de declarar a Miguel Ángel Martínez alias “El Tololoche” o “El Gordo” y quien fue piloto personal del narcotraficante mexicano Joaquín “el Chapo” Guzmán, así como contacto con los cárteles colombianos.
En este segundo día de declaraciones, el testigo protegido detalló la vida de lujos que se dio el famoso capo durante su época de oro en los años 90’s.
Martínez describió que el Chapo disfrutaba de tratamientos de rejuvenecimiento con células madre en Suiza, tenía casas en todas las playas de México, yates, aviones, un zoológico privado y hasta para el amor se daba lujos pues tenía varias mujeres.
El testigo protegido afirmó que Guzmán se convirtió en el principal distribuidor de droga colombiana a Estados Unidos, recibía al mes sus cuatro jets repletos de dólares por cada entrega, generando más de 30 millones mensuales.
De toda esa lana pagaba sobornos, viajes y el resto era guardado en bodegas especiales en todas sus casas repartidas por todo el país. Entre otros detalles, el Tololoche explicó que en sus tiempos activos, el Chapo se movía con 25 pistoleros a su lado, mismos que traían armas automáticas, pistolas, granadas, chalecos, carros antibalas y gases lacrimógenos. Explicó que solamente él escuchó al capo ordenar el asesinato de 15 o 20 personas.
Además, señaló que mientras estaba preso en el Altiplano, le prestaban un celular mediante el cual ordenaba pagos para sus varias familias.

Leave A Reply