Cayó a un pozo y tuvo que matar víboras de cascabel para sobrevivir

0

Esta es la historia de supervivencia de Jonh Waddell de 62 años al que encontraron deshidratado y con huesos rotos en el fondo de un pozo y para salvar su vida tuvo que matar a tres serpientes de cascabel para evitar que lo mordieran.

Waddell es minero y ese día salió a buscar objetos antiguos, piedras preciosas y algunos metales preciosos. Una no ha sido explorada, pero Waddell tenía la intención de entrar allí, por lo que construyó una estructura y colgó una cuerda. El descendería, pero entonces se resbaló cuando iba a la mitad de la cuerda.

El minero le dijo a su vecino que si el martes no regresaba fuera a ver cómo estaba. Su vecino fue a las minas el miércoles a buscarlo. Entonces pudo oírlo gritar: “¡Ayuda, ayuda!”. “Algunas serpientes se le acercaron. Él las mató“, dijo su amigo, quien no estaba totalmente seguro de cómo su amigo mató a las serpientes de cascabel, pero sospechaba que lo había hecho con una piedra.

Los rescatistas lo encontraron deshidratado y con lesiones en la parte inferior de la pierna y una quemadura de fricción en las manos de la cuerda. Pero estaba feliz de que lo hubiesen rescatado.

Leave A Reply