Le entró al pedicure con peces y le amputaron todos los dedos del pie

0

Esta es la historia de Victoria Curthoys quien fue a las playas de Tailandia, donde se le antojó hacerse un pedicure con peces en un establecimiento que parecía muy limpio y ordenado, pero fue sólo el comienzo de su pesadilla.

En su regreso comenzó a tener fiebres, fueron dos años los que tardaron en sacar el problema, ya no tuvieron otra alternativa que amputar el dedo gordo del pie derecho. Su padecimiento era osteomielitis, una infección de los huesos rara, pero grave.

El spa con peces consiste en introducir los pies a un tanque lleno de peces conocidos como Garra rufa, que se alimentan de la piel muerta de los pies. El objetivo es disfrutar de una exfoliación “natural” y, a la vez, de un masaje, pero el agua del tanque donde Victoria se realizó el procedimiento estaba contaminada.

La infección se agravó debido a la presión que se ejerce al caminar sobre los dedos de los pies, y los médicos ya no pudieron detenerla hasta que, uno a uno, fueron amputando los 5 dedos de la chica, el último en noviembre del año pasado.

Leave A Reply