Morrillo queda atorado en una estatua

0

Una familia llegó a la Biblioteca del Condado de Solano (California, EE.UU.) porque querían inscribir a sus hijos en el centro, cuando de la nada uno de los chamacos metió la cabeza entre las piernas de una estatua, un león de granito de más de 350 kilos ,con la mala suerte de quedar atrapado entre ellas.

Estos leones de adorno fueron donados como regalo al condado por la ciudad Taiwanesa de Zinwa en 1977, esos son llamados ‘Perros Foo’, quienes según cuenta la tradición, velan por las personas que se encuentran dentro de las estructuras que protegen.

“Recibimos una alerta para un joven atrapado en una estatua”, comentó el capitán de Fairfield Fire, Tony Prado. “Estaba debajo y tenía la cabeza entre las patas delanteras y traseras del lado izquierdo del perro”, dijo el ingeniero Anthony Bellamy. “Su cabeza atravesó pero no pudo volver a salir”. “Utilizamos vaselina, láminas de plástico. Tratamos de maniobrar su cabeza de todas las formas “. Concluyó el bombero. El menor, finalmente, pudo ser liberado y la estructura sufrió daños superficiales.

Leave A Reply