Adoptaron un perro que resultó ser un oso

0

En internet se han viralizado varias historias de personas que adoptan mascotas y tiempo después resultan ‘estafadas’ por ellas.
En China una familia adoptó a un cachorro de lo que creían era un mastín tibetano.
Dos años después y con 200 kilos de diferencia se dieron cuenta que no era un perro sino un oso negro.
“Se podía comer una caja llena de frutas y dos ollas de fideos al día”, aseguró el ama de casa.
Al darse cuenta de la situación y estar conscientes del peligro que conllevaba tenerlo en casa, los propietarios optaron por acudir a la Policía Forestal para exponer la situación.
Las autoridades confirmaron rápidamente que se trataba de un oso negro asiático, una especie protegida y optaron por enviar a la “mascota” a un centro de vida silvestre para que reciba mejor atención.
Por los buenos cuidados que le dieron sus amos el animal no tenía lesiones ni problemas de salud.
Desafortunadamente en la actualidad los osos negros se encuentran en peligro de extinción y son objeto de tráfico ilegal por parte de contrabandistas, ya que muchas personas suelen usar partes de su cuerpo para la fabricación de medicamentos.

Leave A Reply