El nuevo negocio es la renta de abuelitas en Japón

0

Son muchos los pedidos que han estado llegando para contratar un servicio en el cual la abuelita va dentro del paquete, entre las solicitudes que se han realizado hay muchas como los son las siguientes:

“Me estoy mudando, pero vivo solo, así que necesito a alguien que me ayude a llevar a mi mascota, un conejo”. “Tengo que terminar un trabajo de última hora y no voy a poder asistir al acto de baile de mis hijos, así que lo que quiero es que vayas a verlos y tomes varios videos”. “Terminé con mi novia y quiero que me ayudes a borrar todos sus correos electrónicos y sus teléfonos”.

“Un día acompañé a una anciana a visitar una tumba, no había nadie que pudiera ir con ella. En otra oportunidad, una mujer me pidió que me quedara con ella en su casa porque su esposo estaba de viaje y tenía problemas para dormir”, cuenta una chica de 28 años que, desde hace cinco, presta sus servicios como amiga.

“A las personas les preocupa sobremanera lo que los demás opinan de ellos. Hay una gran brecha entre lo que la gente piensa verdaderamente y lo que los demás perciben de ellos. Por eso veo mi trabajo como una manera de ayudar a que quienes me contactan se sientan mejor”, dice la joven, solo queda esperar para ver como les va a las abuelitas.

Leave A Reply