Cirujano dejaba sus firma en órganos de sus pacientes

0

Un cirujano de 53 años llamado Simon Bramhall dejó su firma entre febrero y agosto de 2013, en los pacientes a los que atendió en el Hospital Queen Elizabeth de Birmingham (Inglaterra), se dice que realizó cirugía de hígado, bazo y páncreas por lo que acabó suspendido.

Al parecer Bramhall se declaró culpable, por la parte del fiscal, Tony Badenoch, ha asegurado que el caso “no tiene precedentes en la ley criminal”. Los actos fueron descubiertos por otro cirujano. Los especialistas utilizan un rayo candente de argón para cauterizar los cortes y evitar hemorragias durante la operación. Fue con esta herramienta con la que Bramhall marcaba a sus víctimas, aunque no se cree que haya podido causarles daños colaterales con el estampado de sus iniciales.

Se agregó que ese trataba de un acaso no muy común que requirió de “algo de habilidad y concentración” y que “fue realizado en presencia de sus colegas”. “Con una completa indiferencia por los sentimientos de sus paciente inconscientes”, concluyó el fiscal.

Leave A Reply