Doctor Pepito

0

1 “JUGABA A QUE VIOLABA A MI ESPOSA Y ME VINE MUY RÁPIDO, ME LO TOMÉ MUY EN SERIO, PENSÉ QUE LLEGARÍA LA JUDICIAL”

Lo que pasa es que fue tan real que se te subió todo en un instante pero aunque terminaste muy rápido es bueno que disfruten esos momentos, a la siguiente trata de controlar la eyaculación porque puede que tu vieja se empiece a enojar al dejarla con ganas. Investiga en internet la formas de controlar tu excitación o bien cuando estés en el acto puedes hacer cambios como por ejemplo sacar el pene de la vagina y seguirle con la mano un rato.

2 “TENGO DOS AÑOS CASADA Y SUFRO MUCHO PORQUE NO ME HE PODIDO EMBARAZAR”

Puede haber posibles causas de tu problema, como por ejemplo el que tus ovarios no llegue a madurar lo suficiente para ser fecundados, o bien puede ser obstrucción de las trompas de Falopio, lo cual se puede arreglar pero aquí lo que tienes que hacer es acudir a un médico especialista para que verifiquen tu estado ya que puede que no seas tú, sino tu esposo quien tiene problemas para preñarte, mucha suerte y échale ganas para que cumplas ese gusto de volverte madre.

3 MI PAPÁ LE FUE INFIEL A MI MAMÁ Y AHORA QUIERE VOLVER A LA CASA, ME DA CORAJE ¿QUÉ HAGO?

Todos los seres humanos cometemos errores, por lo que tenemos el derecho a rectificarlos. No sé cómo va la situación, pero si tu mamá es capaz de perdonar a tu papá y de paso permitir que vuelva a casa, ya es una decisión que se le debe respetar. Sé que no vas a aceptar que él regrese a casa con su cara lavada, pero es tu jefita la que manda en la casa y si ella quiere tenerlo y darle otra chanza pues esperemos la aproveche.

4 “NO SÉ QUE HACER PERO QUIERO DECIRLE QUE NUNCA ME SIENTO COMPLACIDA PERO ME DA MIEDO QUE ME PONGA MIS CACHETADAS”

Cuando nos encontramos frente a una pareja que no nos complace sexualmente sentimos el impulso de decirlo, pero nos detiene la posibilidad de herir sensibilidades o en tu caso que te vaya a golpear. Y es que es importante hablarlo, siempre con sutileza y cariño, y además proponer soluciones, podrían leer juntos libros de sexo que les instruyan, probar con nuevas posturas o juguetes, aventurarse, experimentar y hacer todo aquello que les permita conocer el cuerpo del otro y complacerlo.

Leave A Reply