Los Topiles. Por Sergio servidor Corona de Ustedes. 11-10-17

0

SI todos los que habitamos el dizque Cuerno de la Sbundancia, como alguien llamó a la geografía de la República Mexicana, hiciéramos lo que legalmente nos corresponde y sin lesionar intereses de los demás, México sería un país de ultra primer mundo. Sin embargo, los españoles que conquistaron a nuestros ancestros y que además de heredarnos enfermedades, entre ellas las venéreas, heredarnos a los funcionarios corruptos, que nos enseñaron a ser iguales y la religión que ya traía la tristemente célebre “SANTA INQUSICIÓN”, tatarabuela de las policías secretas actuales, México sería en casi todos sus aspectos mejor país que en mejor país centroeuropeo, donde las leyes y normas están por encima de funcionarios, de nobles ricachones, terratenientes abusivos y deshonesto políticos que juegan a la perinola y siempre les toca el “toma todo”, mientras que los demás todos ponen.
Cuánta razón tuvo el asesino de Tlatelolco, que era Secretario de Gobernación y azuzó la matanza de estudiantes en Tlatelolco, nos referimos al expresidente de la República Gustavo Díaz Ordaz, a quien Dios tenga a fuego lento y el tal LEA dijo que LA CORRUPCIÓN SOMOS TODOS, por eso tenemos que combatirla todos.
México es tan grande, rico y noble que el mejor vendedor que ha tenido la República, el General López de Santana, han podido acabar con él, a pesar que otros malos mexicanos le muerden Hacienda y territorio. En la época Porfiriana comenzaron a aparecer los ladrones de cuello blanco en puestos públicos y ahí se quedaron heredando las triquiñuelas de sus parientes y compadres, los jefes de compras de la época acumularon centenarios o otras monedas de oro por entregar licencias para vender chingueres, las aduanas engendraron pirañas que adelgazaron a la gorda señora secretaria de Hacienda y de ahí pa´l real, lo demás, muchos mexicanos y extranjeros lo saben.

Leave A Reply