Los Topiles. Por Sergio servidor, Corona de Ustedes. 26-06-17

0

La verdad es que desconocemos el número de casas derruidas y abandonadas, además de los terrenos baldíos que hay en la zona centro de la ciudad capital del Estado de Durango, pero lo que sí conocemos es la cantidad de calamidades que han provocado a los demás vecinos de casas vacías y lotes abandonados, algunas casas o locales fueron almacenes, factorías y salas de espectáculos como cines, cuyos incendios han provocado, el temor de ser aplastados por esas construcciones al derrumbarse durante alguna conflagración.
También sabemos que la mayoría de esas casas y lotes abandonados, son propiedades en litigios que han durado decenas de años, sin que un juez dé un fallo justo y definitivo para que los nuevos propietarios les den el uso legal que quieran.
Lo anterior viene a cuento por lo ocurrido la madrugada del domingo con el local en donde fue el “Cine Luis Buñuel”, un voraz incendio que se pudo extender a otros comercios y que los Bomberos tardaron horas en controlar y hasta ayer se desconocían las causas, pero tampoco se descarta que la conflagración haya sido provocada.
La zona centro de la ciudad capital está considerada como una joya colonial y algunos de sus edificios son Patrimonio de la Humanidad, según lo considera la UNESCO pero ninguna de nuestras autoridades administrativas y judiciales les han dado solución a los problemas testamentarios que tienen atorado la legal propiedad y el uso de esos locales o casas abandonadas y derruidas que además le dan mal aspecto a una ciudad remodelada en su centro histórico.
Están igual que las leyes que tienen hacinados miles y miles de vehículos automotores chocados o asegurados en decenas, tal vez centenas que están en los corralones de la ciudad y de sus 39 municipios del Estado de Durango.

Leave A Reply