AL BOTE POR PONERLE 30 VIAGRAS EN LA COMIDA DE SU JEFE

0

El amigo Benjamin Chope, andaba con ganas de festejar el día de los Inocentes en Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y muchos otros países del mundo, todo porque le llegó la idea de hacerle una broma de mal gusto a su jefe que ha provocado su correspondiente despido.
Al británico se le prendió el foco al hacer unos pasteles de gelatina y los cuales contenían 30 pastillas de Viagra, y para verse chido con los jefes pues se los repartió con todo gusto.
Daniel Webber, su jefe, acabó ingresado en urgencias, algo que después de varias investigaciones terminó con su despido. Eso sí, no fue lo único por lo que ha tenido que pasar. La fiscal Caroline Bolt decretó días más tarde que fuera condenado a 80 horas de trabajo sin paga y 12 meses de voluntariado forzoso.

Leave A Reply