AL BOTE POR HACER ESCÁNDALO MIENTRAS PATEABA LA ARDILLA

0

Un mujer de nombre Amanda Warfel, es de Pensilvania pero es de las que cuando tienen relaciones sexuales hace un chorro de ruido, tanto que hasta los que viven por su casa la tuvieron que denunciar por ruidosa y ha sido condenada a un total de entre 45 y 90 días de prisión. 
Fueron tantas las denuncias que la morra tuvo que decirse culpable de esa conducta, es por esto que el juez del condado de York, tuvo que vengar a los vecinos, mismo que aseguran al diario ‘The Independent’ que se sentían continuamente como si estuvieran viviendo en una película porno. 
De las que demandaron le dijeron al diario que le tuvo que dar a su hijo de cinco años unos auriculares para que pudiera dormir. A pesar de que ahora la joven esté en la cárcel, dudan de que cuando regrese pare de mantener sexo de forma tan bestia.

1 SEXO CAR

Leave A Reply